Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Zoología trashumante

Del 31 Agosto 2022 al 13 Noviembre 2022
Museo de Arte Popular
Calle Revillagigedo #11 Colonia Centro (Área 5). Código Postal 06050. Alcaldía Cuauhtémoc, Ciudad de México.
Martes a domingo Horario: 10:00 a 18:00 horas

Descripción del evento

Cuando hablamos de la obra del Mtro. Martín del Campo nos referimos a la vida de un artista que se ha forjado alrededor de los oficios dominados, de los que se sirve para desarrollar su obra. Son varios los oficios que domina el Mtro. Martín del Campo y que a través de su vida y desde temprana edad, los estudió y practicó a consciencia para convertirlos en vehículos de expresión. 

En pocas palabras, estamos ante un hombre que dibuja, pinta, graba, esculpe, realiza joyería, crea títeres y máquinas…haciendo honor a cualidades que hoy están en peligro de extinción, pero que se rigen por conceptos como los expresados por Pablo Picasso: “para desdibujar, primero hay  que dibujar”. Hoy en día ante la imposición de “expresarse libremente” antes de saber pintar, dibujar, esculpir, etc. encontramos obras que si bien mantienen esta libertad, carecen del oficio que las sostenga. No juzgo, solo describo parte del panorama actual, y lo menciono para resaltar la calidad y extraordinaria manufactura de las obras presentadas por el Mtro. Martín del Campo, o como dice la sabiduría popular, ”el hábito no hace al monje”. 

La obra que presenta el MAP es una pequeña selección de su vasta producción, donde se liga el deambular desde sus inicios hasta las últimas creaciones. Descubriremos la punta de la madeja que nos muestra su desarrollo plástico y paralelamente, encontraremos una obra plural en su temática y manufactura.

Martín del Campo no abandona nunca la intención lúdica, la propuesta artística que presenta desde su concepción hasta su finiquito está acompañada de esta condición. Sumado a esto, la otra condición sine qua non es el detalle en la elaboración, cuidando cada elemento, explotando sus conocimientos y prodigiosas manos. Descubrir las obras del Mtro. Martín del Campo, es adentrarnos en universos intemporales, en mundos medievales, alquímicos, donde la magia de la transformación es parte vital de la creación. Bien podemos entrar en el universo de las máquinas autómatas que comenzaron su historia desde Etiopía 1500 a.C., en China, Alejandría, Grecia, Roma y en el período Al-Andaluz tuvo gran auge con la sabiduría Árabe, aplicándolo a actividades cotidianas de uso repetitivo, no podemos olvidarnos de la cabeza parlante de Roger Bacon (1214/1294) o el gallo de Estrasburgo, que funcionó desde el año 1352 hasta 1789 y hoy se encuentra en un museo. En la obra plástica, nos sorprende con encáusticas, temples, gouaches, todas con un dominio de ellas. La gráfica merece especial atención ya que no solo es de los pocos grabadores que usan exclusivamente la técnica de grabado a buril sobre metal en su trabajo, ya que se requiere un dominio total en el manejo de las herramientas, un talento y experiencia  especial en el desarrollo y sin duda alguna, haber observado mucha obra con esta técnica. En este caso, la influencia de Alberto Durero es parte activa del rigor manejado por el Mtro. Martín del Campo. Lo vemos en la perfección, los detalles, misterios, que el público va descubriendo, obligado a observar e intuir ciertos símbolos y descubrir su significado. También encontraremos dibujos en la técnica de a punta de plata. Prácticamente olvidada y poco conocida, esta técnica común en los s XIV y XV utilizada por Leonardo Da Vinci, Durero, Filippo Lippi y Rafael Sanzio, complicada por la exigencia en su proceso ya que hay que preparar el papel o soporte para lograr la línea con la oxidación e intemperización de la preparación y del metal.

Nos encontramos pues, ante una propuesta creativa, circular, donde el concepto se desarrolla con técnicas diversas sin alterar la esencia plástica, donde la manufactura acompaña con transparencia  y delicadeza el concepto, la forma y el mensaje, no se alejan del vehículo lúdico que acompaña la obra. El círculo se cierra con un resultado mágico, una obra congruente con una formación lograda en años, un estilo único, difícil de confundir, ya que Mario Martín del Campo es fiel a sí mismo, es exigente consigo mismo, mantiene este lenguaje lúdico como su herramienta, pero especialmente su obra se mantiene propositiva, auténtica y fiel a sí misma.

Costo $ 60

Están exentos de pago los menores de 18 años, personas con discapacidad, personas mayores de 60 años, estudiantes y profesores con credencial vigente. Los domingos la entrada es libre.

Horario:

  • Martes de 10 a 18 horas
  • Miercoles de 10 a 18 horas
  • Jueves de 10 a 18 horas
  • Viernes de 10 a 18 horas
  • Sábado de 10 a 18 horas
  • Domingo de 10 a 18 horas

Evento organizado por:

Museo de Arte Popular

Mapa